¿Qué es la gestión del estrés?

hombre sonriente sin estrés y con auriculares

Ahora más que nunca, el estrés puede sentirse como parte permanente de la vida.

Ya sea que trabaje en una oficina o factor, o maneje un hogar y cuide a niños con mucha energía, cada semana puede traer una gran cantidad de situaciones estresantes. Determinados factores de estrés pueden afectar a algunos grupos de forma desproporcionada. Y eso es lo mínimo que se puede decir de la pandemia en curso. El COVID-19, su impacto económico y el aislamiento social de las cuarentenas afectaron la salud mental de muchos estadounidenses.

Hablemos sobre algunas de las fuentes de estrés y lo que podemos hacer para manejar el estrés.

Pero en primer lugar, una pregunta básica que puede estar haciendo:

¿El estrés es realmente un problema?

En una palabra, sí. Especialmente si su sensación de "estrés" permanece constante o crónica. El estrés crónico puede afectar su salud física y mental. Puede debilitar su sistema inmunitario y también provocar síntomas físicos incómodos.

De hecho, no solo se trata de un problema de Estados Unidos, pero realmente no se discute lo suficiente.

Hablar sobre el estrés y su impacto en nuestras vidas sigue siendo más o menos tabú. Esto es especialmente cierto para algunos grupos: Entre las comunidades negras y latinas, por ejemplo, reconocer el estrés puede considerarse inconsistente con una ética de trabajo sólida. Es posible que muchas de las comunidades negras y latinas no sientan que tienen el lujo de preocuparse por el manejo del estrés.

Causas comunes del estrés

Cuando se les pide a las personas que citen lo que les causa estrés, muchas respuestas se mantienen en los primeros puestos de la lista, durante años.

Entre las causas de estrés mencionadas con frecuencia se encuentran:

  • dinero,
  • trabajo,
  • problemas de salud y
  • responsabilidades familiares (cuidar de alguien puede ser particularmente estresante).

    Estas respuestas abarcan generaciones y grupos.

Pero factores estresantes particulares, como la discriminación, pueden afectar a algunos grupos más que a otros. Para peor, es posible que muchos miembros de estas comunidades sientan que no pueden permitirse manejar el estrés, ya que carecen del privilegio de tiempo o ingresos disponibles que otros pueden dedicar a desestresarse.

También vale la pena hacer otra observación sobre lo que causa estrés, ya sea que esa causa sea universal o específica para algunos grupos: Con demasiada frecuencia, el estrés se debe a factores fuera de nuestro control.

Esto nos lleva a una causa reciente de estrés para todos.

alejar su mente del tabaco si está intentando dejar de fumar

Sin duda, el COVID-19 tuvo un impacto devastador en muchos frentes. Pero ¿cuál es uno de los efectos adversos que se ha revelado lentamente? El profundo impacto de la pandemia en la salud mental de la nación.

Incluso antes de la pandemia, los estadounidenses ya se encontraban entre las poblaciones más estresadas del mundo. El COVID-19 y el aislamiento social de las cuarentenas atacaron las mentes de muchos.

En estudios recientes, los estadounidenses han informado niveles más altos de soledad, agotamiento, depresión y problemas de sueño como resultado de la pandemia. En el 2020 y en adelante, demasiadas personas han recurrido a formas poco saludables de lidiar con el estrés, como comer en exceso, mirar pantallas sin parar, beber en exceso o abuso de sustancias.

¿Por qué debemos tratar de controlar el estrés?

El estrés crónico es malo para usted. Punto. Punto final.

Por lo tanto, es lógico que al reducir el estrés se reduzca el riesgo de sufrir los efectos nocivos de este en la salud física y mental.

Además, su mente merece algo mejor que estar cargada con el interminable trabajo de la preocupación. Un estado constante de estrés puede mermar su creatividad, productividad y motivación. Desea controlar el estrés para poder vivir lo mejor posible.

Claves para el manejo del estrés

El primer paso es la concientización. "Tome distancia" de sí misma durante un momento y considere objetivamente: ¿Es mi nivel de estrés demasiado alto? Si es así, ¿qué es exactamente lo que me está causando estrés?

Este proceso por sí solo puede ayudar. Una vez que identifica sus factores estresantes, puede preguntarse: "¿Es este un factor fuera de mi control?". A veces, ese reconocimiento, de que esto es algo que no puede controlar, le dará una perspectiva útil (y saludable). Puede que no valga la pena inquietarse por algo que no puede cambiar.

No significa que no pueda tomar medidas para controlar el estrés. De hecho, esta es una útil lista de consejos antiestrés.

Vea si algunas de estas opciones no ayudan a reducir su nivel de estrés:

  • Muévase más. El ejercicio es un gran antídoto para el estrés.
  • Respiración profunda. Esto puede ayudar a relajar la mente y el cuerpo.
  • Meditación u oración. Muchos encuentran alivio en la conciencia plena.
  • Prácticas mentales/corporales. Considere el tai chi o el yoga.
  • Descanse un poco. Esfuércese por dormir de siete a nueve horas por noche.
  • Salga al aire libre. Un paseo por la naturaleza o un parque urbano puede ayudar.
  • Encuentre a un amigo peludo. Las mascotas pueden tener un impacto positivo en su salud.