El control de la inseguridad alimentaria fortalece la red de seguridad

una madre abrazando a su hija

La división Puget Sound de la AHA conecta a los grupos de atención médica y de la comunidad para llegar a las personas necesitadas.

Mejorar la seguridad nutricional significa conectar los puntos entre la comunidad del área y los grupos clínicos que proporcionan servicios para las poblaciones vulnerables con menos recursos.

Con un plan en toda la región, el equipo Puget Sound de la AHA:

  • Colaboró con organizaciones para identificar a aquellos que necesitan recursos alimentarios y nutricionales;
  • Trabajó junto a los equipos del Departamento de Salud del área para integrar los equipos de control de seguridad alimentaria, recomendaciones, educación nutricional e indicaciones de frutas y verduras frescas en sus programas; y
  • Mayor alcance para incluir los entornos comunitarios, ya que muchas personas acceden a la atención médica desde diferentes fuentes.

Un ejemplo del poder de la colaboración: La división Puget Sound de la AHA, que trabaja con una organización juvenil regional, ayudó a desarrollar un proceso para evaluar a las familias a fin de detectar inseguridad alimentaria y brindar recomendaciones sobre recursos alimentarios. Juntos, estamos llegando a 2,200 niños y sus familias por año, muchos con niveles bajos de ingresos.

La división Puget Sound de la AHA trabajó también con una organización de viviendas para personas mayores a fin de establecer un proceso de control y recomendación sobre seguridad alimentaria, además de abrir bancos de alimentos in situ. El personal de la organización de viviendas ahora puede conectarse con más de 1,100 personas mayores al año y ayudar a respaldar sus necesidades alimentarias y nutricionales.

“Poder exponer a tantas generaciones diferentes a frutas y verduras frescas fue una verdadera experiencia de aprendizaje para ellos”, sostuvo Ken Kramer, gerente de programas, Servicios para residentes, de Community Life Foundation de SHAG. “Realmente ayudó a las personas a que conozcan sobre la nutrición que todos necesitamos”.

Tras redactar el modelo de control y recomendación, la división Puget Sound de la AHA creó un documento conciso para guiar a los grupos de la comunidad en el lanzamiento de programas de control de la seguridad alimentaria. El equipo también creó un documento de recursos alimenticios específicos de la comunidad, traducido a seis idiomas, para satisfacer las necesidades de las poblaciones del área.